InterEnergy ejecutará proyecto eléctrico NG Power bajo sospecha de corrupción

La entrada en operación del importante proyecto de generación de energía a base de gas natural en el caribe panameño, hoy en día está en manos de InterEnergy Group, empresa que ejecutará la obra que Panamá NG Power no concretó de manera efectiva debido a las acciones jurídicas y diferentes irregularidades que lo involucran desde un principio.

La activación  con esta nueva empresa ha causado incertidumbre y suspicacia, ya que siendo un proyecto que arrastra casos de corrupción, no se conozcan detalles de la transacción.

El anuncio se conoció mediante información de prensa y televisión sin darle la debida formalidad y ya han transcurrido varias semanas desde que se realizó el mismo y pese a reiteradas solicitudes de los medios de comunicación y los ciudadanos el silencio sigue presente.

InterEnergy ejecutará proyecto eléctrico NG Power bajo sospecha de corrupción

Casos de corrupción que involucran a NG Power

Para el caso, José Dapelo, el accionista principal del proyecto  tiene enormes dudas y procedimientos alrededor de la planta de generación de energía de Panamá NG Power, otras sombras sobrevuelan sobre este polémico empresario. Se vio involucrado en el caso de corrupción del exministro de la Presidencia, Demetrio ‘Jimmy’ Papadimitriu, en el que habrían utilizado bancos en el Principado de Andorra para mover 16 millones de dólares en 45 cuentas bancarias, movimientos en los que participaron empresas que fueron utilizadas por la constructora brasileña Odebrecht

Las transacciones en esas cuentas ‘oscuras’ de parte de la familia Papadimitriu se habrían hecho, según la publicación, entre los años 2009 y el 2014, replicó la agencia de prensa española Efe, periodo durante el cual Ricardo Martinelli gobernaba el país. El dinero habría sido traspasado, según la publicación, a través de empresas constructoras que se vinculan con el pago de sobornos, entre ellas Panama NG Power, empresa que según la reseña del diariom El País, remitió a las cuentas de los padres del exministro más de un millón de dólares, acción que se repitió en varias oportunidades.

La relación con estos oscuros casos, causaron que en el 2018 el Servicio Nacional de Migración prohibió la entrada a Panamá al empresario José Dapelo y le retiró su permiso de residencia. Otros de los escándalos que envuelven al empresario es el de Petroecuador y el Consorcio Gran Colombia, en la que la empresa Ecuavital de José Dapelo se benefició de cuantiosos contratos de manera irregular. Según uno de los testigos en el caso, el Presidente de Ecuador, Rafael Correa, llamaba a José Dapelo el “gánster”.

Existen diversas dudas referente al proyecto adquirido por InterEnergy

En primer lugar existen diversas quejas de cómo se dio el Acto Competitivo para la Contratación a Largo Plazo para el suministro de potencia y energía exclusivo para centrales de Generación Eléctrica, ya que mediante adendas de último momento se sacó del juego a las demás compañías que pudieron pujar para adjudicarse el proyecto, siendo el beneficiado Panamá NG Power que fue el único proponente.

Por otra parte, el Estudio de Impacto Ambiental original fue de categoría II, cuando debió ser de categoría III debido al tamaño y alcance del megaproyecto.

Esto claramente es una violación de la legislación ambiental panameña, lo que pasa a formar parte de la serie de irregularidades que presenta el proyecto.

Megaobra podría aumentar el precio de la energía a pagar

Asimismo, las autoridades muestran gran preocupación por las consecuencias económicos que podría traer la puesta en marcha de esta obra en manos de InterEnergy, ya que podría aumentar el precio de la energía a pagar y generar empobrecimiento del presupuesto familiar y las personas que corren el mayor riesgo son las que viven en los sectores vulnerables.

Etas anomalías han originado la apertura de casos ante la justicia, que aún permanecen abiertos, a InterEnergy no le importó comprar este proyecto lleno de corrupción y acciones legales que siguen en manos de los tribunales.