InterEnergy Group bajo la oscura sombra de NG Power en proyecto de planta de gas

InterEnergy Group bajo la oscura sombra de NG Power

InterEnergy Group bajo la oscura sombra de Panamá NG Power al ser la nueva empresa constructora que adquirió junto con la AES los derechos para desarrollar, con una inversión de mil millones de dólares, la planta para la generación eléctrica a base de gas licuado, proyecto viciado desde sus inicios con innumerables irregularidades y procesos judiciales pendientes que desestiman su transparencia y legitimidad.

La entrada de operación de la Generadora Gatún a la matriz energética es considerada como perjudicial para el Estado panameño porque desprecia las formas no contaminante de generar energía y segundo porque representa un proyecto que aumentará el precio de las tarifas eléctricas lo que afecta directamente el bolsillo de los usuarios del servicio.

InterEnergy Group bajo la oscura sombra de NG Power

InterEnergy Group bajo la oscura sombra de NG Power también se involucra la AES

Detrás de esta sociedad están varias empresas, entre ellas AES que opera varias plantas de generación eléctrica en Panamá, además de InterEnergy Gas Panamá, quienes ahora son las encargadas de llevar acabo esta megaobra, que representa una de las inversiones más importantes para el país.

Inconsistencias en Cuestionado proyecto eléctrico

Es importante recordar que este proyecto que fue denominado Telffers por su ubicación presentó varias inconsistencias en primer lugar fue otorgado por el Estado panameño mediante una licitación que fue cuestionada por todo el mercado eléctrico, a la cual acudió un sólo proponente. Ese fue el primer acto que se demandó por la vía penal.

Sumado que Panamá NG Power no cumplió nunca con los requisitos y exigencias pautadas en ese contrato. Entre otros, nunca presentó un cierre financiero. Nadie supo qué empresa o qué entidad bancaria iba a financiar este proyecto. Se le dieron una serie de flexibilidades para que cumpliera con estas exigencias y nunca fueron presentadas.

En tercer lugar, este proyecto debió entrar en operación comercial el pasado 1 de noviembre de 2016 y lo que hoy existe es simplemente un terreno baldío, no hay ningún movimiento de tierra o estructura levantada, lo que demuestra que este término de suma importancia no se cumplió.

Asimismo, se aprobó con un estudio de impacto ambiental categoría II sin embargo, otros proyectos de igual alcance se les exigió un Estudio de Impacto Ambiental Categoría III por involucrar áreas vulnerables.

InterEnergy y AES continúan la historia 

Ahora no es Panamá NG Power sino InterEnergy y AES quienes serán las empresas ejecutoras de este controversial caso, sin tomar en cuenta las irregularidades y las acciones judiciales que tiene dicho proyecto, aun así se empeñan en dar continuidad a esta megaobra.